Si llego a treinta y cuatro

Si llego a treinta y cuatro 
me creeré mayor, 
me evaluaré, 
cuestionaré si acaso antaño fui mejor,
y si por ventura las hadas hicieron su labor. 

Para cuando tenga treinta y cuatro 
las arrugas abrirán mis ojos. 

Veré al fin las palabras por dentro, 
sabré leer la voz, 
tocar tu aliento, 
saborear la exquisita elegancia
de la curva en movimiento,
del danzar del girasol,
del volar de los sombreros,
del romper de las ideas,
y las ciudades desde lejos,
cuando partes sin maletas,
esquiva de los miedos,
ignorante de las metas, 
segura de tu cuello,
el único que vuelve 
cuando te estás yendo. 

Cuando acaben los treinta y tres 
desvelaré las azules montañas del verano, 
desbordaré lágrimas de hielo,
y olvidaré tu piel. 

Hablaré de música sin cantar una nota,
pintaré indeleble el aire, 
y sabré al fin a quién carajo votas. 

Cuando sea mayor que el profeta
encontraré la mirada que perdió la dama
cuando se le pidió un sincero posado
y miró hacia sí, 
apostada en su noble alma, 
perfumando violetas,
sosteniendo su moño, 
mudando en ella,
cantando en silencio,
provocando en él la plácida calma
del loco amor bullendo. 

Si no consigo todo esto,
aún habiendo treinta y cuatro abriles,
sabré que no estoy lista,
ni ducha, ni hecha, 
ni lista, ni necia,
sino hambrienta,
agradecida,
ávida de vida, 
arrojada, pero a salvo,
porque guardé las joyas
que perpetuas quedaron escondidas. 

Túes

Tantas veces he dicho "tú", 
tú, tú, tú, 
que ya eres mi ritmo. 


eres un latir, un mantra, 
una bomba interna que me aletea por dentro.


te mueves dentro de mí, 
creces, te expandes,
me revolucionas, 
me agitas y me llenas. 

Con tanto tú de ti, 
debo decir,
ahora y aquí,
que hay más tú que yo en mí. 

O quizá no hay que dividir...

Quizá te siento tanto así
porque seamos único sentir.
Porque seamos
nuestro principio y nuestro fin. 

Nuevos cuervos

El viento, la lluvia y los últimos rayos de Sol anuncian la retirada de los últimos cuervos de esta temporada. Hermosos levantan el vuelo y ennegrecen el cielo con su partida para dejar espacio a las nuevas y mágicas crías que están por venir y que anuncian la brisa de hojarasca otoñal. 

No todo puede brillar, no todo y no siempre. 

Sólo puede haber luz en medio de la oscuridad. Eso me enseñas cada vez que me miras a los ojos e iluminas mi vida toda entera, con permanencia y retando a las sombras que bajan mis párpados. 

Después de unas cuantas ignoradas Lunas, por fin se puede decir que las noches son estrelladas, que el amanecer apaga las pesadillas de ayer, que nuestros castillos ya no son de arena y que innumerables Primaveras nos esperan si aprendemos a degustar la escarcha de cada Invierno. 

He salido del lago, sin nada que perder, ni siquiera la ropa, despertada por la esperanza, que dicen que es tan mala, pero que a mí me hace caminar, e incluso trotar por una cuesta hacia abajo, con falda azul y larga, cabello al viento asalvajado y latir en tono de tambores de conquista. 

Qué bueno es elegir la nueva piel, sana, limpia y perfumada del verde del campo, del olor de tu risa, y dar la bienvenida a los nuevos cuervos, que dicen que son buenos augurios para quien los encuentra al paso. 


Coloca este banner en tu blog

BannerFans.com
anunsit4nnGB
ofertas vuelos londres
directorio web Directorio YAAQUI de Bitácoras y Weblogs Personal directorio web Buzzear (ES) Directorio de enlaces - COMpartimos.NET blogarama - the blog directory Más tráfico para tu blog blogs The House Of Blogs