Lujuria incontenida

-"He pensado en tus manos, día y noche, en la vigilia y en el sueño, y cada vez me invade un calor más intenso. Deseo que me cojas suavemente por la cintura, bajo la ropa, piel con piel, mientras me miras, y no precisamente a los ojos. Con un hábil y brusco gesto aproximas tu esencia a la mía y haces que me quede paralizada. ¿Me desnudarás? ¿Me desnudaré? ¿Qué tocará esta noche?. Me lo pregunto en ese momento. Sinceramente, no me importa, con todas esas bajezas que me estás susurrando, hace una eternidad que he perdido el sentido de la decencia.
Pero si me has traído a este lugar público y apartado, espero que por lo menos consigas que no te compare con ninguno de los otros eunucos que me tuvieron antes. Ya no estoy vestida, y lo que adorna tu cuerpo ya no es ropa. Y el calor sube, y entra y se desliza dentro de mí. No sé si estoy de pie o en cuclillas, no me importa. Sólo sé que quiero más, y lo quiero para mí, entero y sin parar, hasta que no quede nada.
Ya terminó. Pero queda aún un regusto palpitante que seguirá alimentando mis momentos a solas. Vuelve cuando quieras."
-"¿Tan increíble fue?".
-"....Mmmmm, ¿Qué decías?".

Amor exquisito

-"Te miro y siento ganas de observar hasta el más mínimo detalle que te caracteriza. Me deleito advirtiendo cómo el brillo de tu pelo adorna tus hombros desnudos. Adoro la manera en que manejas tus manos expresando con ellas ideas en el aire, mientras pronuncias ideas melódicas que me encandilan. Me pregunto cómo los demás pueden vivir ignorando el hechizo sagrado que transmites.

Deseo acariciar tu brazo derecho y transmitirte candor y ternura, sólo comparables a los que merece recibir un ángel como tú. Tengo tanto miedo de modificar tu personalidad que me dedico a observarla, protegerte o apoyarte en cada obstáculo emocional que te encuentras en la vida. Mi vida la iluminas tú, y por eso no dejo de sentir la necesidad de agradecértelo día tras día, adivinando tus sencillos deseos que ya de por sí son deseables.

Y como conozco todas tus neuras y debilidades, como me sé de memoria todas tus imperfecciones corporales y faciales, y además te adoro por ellas, lo único que me nace es intentar contribuir a que cumplas todos tus sueños y un día desees contarme cómo disfrutas haciéndolos realidad.

Espero con ansia el día en que vuelvas a decirme que eres feliz, te prohíbo que agradezcas lo que yo haya podido aportar a tu dicha, y tan solo bendigo el saber que te sientes en lo más alto. Estoy al quite de cada cosa que solicitas por esa grandiosa boca, corro a obtener lo que quiera que hayas dicho necesitar, y espero paralizada, a ver la reacción grandiosa que enseguida regala tu rostro al mundo.

No me canso de perseguir tu júbilo, y estaré aquí cerca, todo lo cerca que quieras que esté, para construir ese mundo perfecto que te mereces y que al tiempo me hace respirar y seguir viviendo. "

-"¿Cómo puedes amar de esta manera?".

-"Porque he aprendido a amarme a mí primero".

Maldad supina

-"Lo único que me has inspirado por el momento son ganas que agarrarte de los pelos de la nuca y estampar tu mentón contra el bordillo, igual que Edwart Norton. Antes de eso, depilaría tus ingles con pinzas y miraría qué hay en tu fondo de ojo, pero sin linterna. Estoy segura de que, atado con los pies y las manos por dentro de la jaula de la perrera, no volverás a sentirte fuerte nunca más. Te mearías encima, seguramente defecarías, antes de que los perros derribasen los barrotes a dentelladas, contigo entre sus fauces. Tal vez te echaré después al mar, la sal sana las heridas, pero también las hace notar en lo más profundo, y obliga a gritar y retorcerse al más pintado.
Regalaré tu cuerpo directamente a los comerciantes de órganos. Publicaré tu esquela 5 días después de tu muerte, y citaría a los expectantes a una fecha, hora y lugar equivocados. Llamaré a todos tus hijos, deseados y no deseados, legítimos y bastardos, y les diré que te has suicidado por su culpa. Te contaré ésto antes de que mueras, contigo delante, amordazado.
Machacaré en tu memoria todos tus éxitos, los atribuiré a otros próceres rivales tuyos. Exaltaré todos tus fracasos, escribiré sobre ellos una pentalogía, y añadiré otros de mi propia cosecha."
-"¿Cómo te sentirás después?".
-"Los psicópatas no sentimos"

Coloca este banner en tu blog

BannerFans.com
anunsit4nnGB
ofertas vuelos londres
directorio web Directorio YAAQUI de Bitácoras y Weblogs Personal directorio web Buzzear (ES) Directorio de enlaces - COMpartimos.NET blogarama - the blog directory Más tráfico para tu blog blogs The House Of Blogs