Ahora ya en serio

El pasado 25 de Noviembre se celebraba (o más bien se lamentaba en conjunto) el Día contra la Violencia de Género. Cierto es que se ha dicho mucho sobre el tema, bien dicho y mal dicho.
Desde el punto de vista profesional, formativo e incluso personal me toca muy de cerca, y por ello me obligada y me siento legitimada para expresar mi postura al respecto.
En primer lugar creo que es necesario proporcionar ciertas definiciones breves pero aclaratorias, para no basarme en malentendidos.

Violencia doméstica: La ejercida por un miembro de la familia a otro.
Violencia de género: La ejercida hacia una mujer.
Violencia machista: la ejercida por un hombre.

Bien, al margen de los reparos que albergo con respecto a las definiciones y utilización de estos términos, creo que así quedan claros los ámbitos en que se dan estos tipos de violencia.
Es fácil pronunciarse acerca del tema, puesto que casi la totalidad de la población española conoce el hecho y ya que en este país todo el mundo opina sobre lo que ve, este tema no se iba a excluir. No obstante, y aunque un 95% de personas conoce el hecho (recientes datos del CIS), tan sólo el 2% de ellos considera la Violencia de Género un problema grave.
La verdad es que estos datos dejan los pelillos del cogote de punta. Significa que el grueso de la población española, o casi su totalidad, consideran que la violencia de género es un fenómeno aislado, ajeno a nuestras vidas, y puede que incluso marginal, y que a esas personas nunca les va a afectar.
Es como cuando se preguntaba a los padres si sus hijos bebían o se drogaban. Ellos se limitaban a decir que ésos eran los hijos de otros, y que sus hijos gastan la fortuna que no gastan los padres en las ciudades universitarias a donde los envían, porque hacen muchas fotocopias, compran muchos libros y comen muy bien.
Señores, por una vez en este país cerciórense de aquéllo en lo que basan sus opiniones. Lean los periódicos, fíjense a su alrededor, abran los ojos y no tengan miedo. Tener miedo genera ignorancia de la verdad, que no cojamos el toro por los cuernos y al final nos pille. La gente es normal, como todo hijo de vecino. Pero cuando observe un cambio brusco, inusual en una persona, asegúrese de que está atravesando una epifanía personal, y no un trauma de cualquier índole. No miren hacia otro lado, pero sobre todo no dogmaticen, no se agarren a su única verdad en que el mundo es así, y nada más que así. Existen casas, familias, en que el mundo no es "así", sino que es "asá", y sus habitantes no se dan cuenta de que su vida no es normal, es más, creen que las vidas de los demás también están plagadas de gritos, insultos, amenazas, etc.
Si quieres informarte sobre la campaña de Naciones Unidas contra la Violencia de la Mujer pincha aquí.

Platos ricos

Si hubiese querido tener una crisis de identidad la habría tenido hace mucho tiempo, ya se me ha pasado el arroz para eso. ¿No ves que ya estoy más hecha que un gratinado? Por fuera quemado y con una imagen extraña y no definible. Pero por dentro...mmmmm.
Últimamente me relamo mucho con gratinados como tú, que dices que también estás hecho, que no hay marcha atrás. Me dices que para caminar en esta vida hay que hacerlo de esta manera y de tal otra, yo te contesto con otra sarta de topicazos, no nos damos la razón y zanjamos el asunto comiendo gratinado, rebañando al final. Aunque no sea políticamente correcto, a mí me encanta rebañar tu plato y no dejar nada, nada.
Por eso, si hubiésemos querido cambiar lo habríamos hecho hace mucho tiempo, cada uno por su lado, con recetas diferentes de la vida. A lo mejor yo no sería violeta soñador ni tú verde matorrales. Sin embargo aquí estamos uno frente al otro, nuestros colores no combinan en ningún traje.
Por tanto, amor, ya no es momento de cambiar, ya estamos listos para servir, y sin embargo, hemos de amoldarnos, el uno a la fuente del otro. En lo venidero, procuremos recordar que nos gustamos tal como somos pero que tú eres cuadrado y mi fuente es ovalada. Tendremos que estar todo el día con una espumadera.

Pavofrío

Parece que tengo querencia por los bichos, pero es que después de los niños, creo que es lo más inocente y más auténtico que nos ha dado la Natulareza. He aquí un pavo, el más chulo del parque, y que me parece que esa tarde luego triunfó con sus congéneres femeninas, al menos eso contaban luego los patos.

Secretismos

Era una noche extraña, la de Todos los Santos, un puñado de mujeres autosuficientes y proactivas, de esas que ahora se dedican a comerse el mundo, cenando y hablando de misterios. Cada una tenía algo que aportar, alguna experiencia escalofriante que relatar. Las mías eran más bien nulas, para qué nos vamos a engañar.
Pero esa noche una de aquellas chicas a la que hacía siglos que no veía me hizo el mejor regalo que he recibido en los últimos tiempos: me recomendó un libro. Me dijo "no lo pidas prestado, cómpratelo, merece la pena". Finalmente así hice.
Al principio pensé que se trataba de un libro más de autoayuda americano. Uno de esos que te repiten la misma tesis una y otra vez, como si tu CI fuera border-line.
Creo que leer un libro es como empezar una relación nueva. Empiezo de cero y pongo toda la carne en el asador. Creo que todo lo anterior tuvo su momento, pero que éste es el momento de algo nuevo, y que probablemente me ilusione como nada antes lo hiciera.
Tuve miedo, lo confieso. Pensé que iba a creer a pies juntillas lo que se defendía en el texto y que finalmente no iba a tener sino efecto placebo para mi moral. Una palmadita en la espalda para hacerme sentir mejor por unos días.
Eso de que si crees algo con fuerza y si lo deseas continuadamente se producirá...me sonaba a los niños estadounidenses en Navidad, a los que los padres no quieren decir la verdad, y les dicen que si creen de verdad en que volverán a ver a su difunto abuelo, tal vez vean alguna señal o prueba de que está ahí, y de que una campanita suena y un ángel consigue sus alas...patrañas. Ahí creas a un niño hipersensible a todo lo que ocurre a su alrededor, y sin los pies en la tierra. Cuando le nazca vello en las axilas, le salgan gallos,granos prodigiosos y se dé cuenta de la realidad, erradicará toda posible fe en lo que no sea puramente empírico. Vamos, que si a la gente la tratas como idiota al final le matas la inocencia y la ilusión.
Lo cierto es que no pude evitarlo. Seguí la dinámica propuesta en el libro. Y sí señores, me va mucho mejor. Me siento más tranquila, más segura, hasta más atractiva. Puede que funcione y puede que no. Pero en todo caso, la repercusión que está teniendo en mí es positiva, indudablemente.
Por ello, y como con una relación viva y romántica, estoy deseando llegar al sofá y ponerme con mi nuevo amor a concentrarme en él y sólo en él, a sumergirme en su mundo y ver la realidad de otro color con muchas mejores vibras.
¿Qué hay de malo en todo eso?
P.D. Os recomiendo "El Secreto"

Pornografía infantil

Una vez corregido el tema de la fecha, aquí pego esto, que estamos en un blog solidario.

Rural World

Lo sé, no he escrito, hay un lagarto comiendo chorizo aquí desde hace demasiado tiempo. Pero veréis, Mi País de las Maravillas se ha trasladado. Ahora estoy en un pueblo la mar de auténtico. Está rodeado de pinares y plagadito de fábricas, que con la crisis están chapando.
En mes y pico me han pasado muchísimas cosas, y mis amigos me dicen que debería tener un blog. El comentario en sí me ha gustado bastante, porque eso significa que si tuviese un blog lo leerían. No obstante, RESULTA QUE TENGO UN BLOG! Y que no incluyo en él las historietas que me pasan. Pero es que veréis, cuando procedo a relatarle estas cosas a mi madre o a mi hermano, mi cadencia de voz, o mis gestos o vete a saber tú qué, son tan somníferos que sólo me piden que les cuente esas historias antes de irse a la cama o a la siesta. Poco a poco bajan sus persianas oculares, y me dicen "ya puedes apagar la luz...mmmm, qué gustito". Y ahí se quedan como sopas.De este hecho he deducido que las historias que cuento no son tan interesantes.
Sin embargo, en este mes y pico, una gitana me ha tocado una teta, le han dado de mamar dos veces a una niña con dientes mientras atendía, y he notado una presencia extraña en mi salón. Todo ello sin contar que he cambiado de casa, de trabajo y yo creo que hasta de personalidad.
En el mundo rural todo va tranquilo, la gente pasa por donde estás para ver qué te cuentas. Buscan trabajo como quien va a comprar el pan, con el mismo estilo. Es todo un universo.
¿Sabré amoldarme?¿Me sacarán motes? Es todo un reto personal y profesional, del que espero salir airosa. De momento ya he decidido que es imposible ir a correr, porque anochece casi a las 6, y a las 5 no le apetece a nadie hacer deporte. Con lo cual, la semana que viene me agarraré chanclas y bañador y hala, a la piscina a hacer unos largos.
Pero es que además estoy con las oposiciones, el Máster de Igualdad (becado, que no hay que perderlo), el CAP (que es el último año, que el próximo ya es un tostón de dos años...)y demás chorradas propias de la menda lerenda, que a veces parece que tengo el don de la ubicuidad.
En fin, que vivo una vida armoniosa y rural. Poco a poco he estado a punto de caer en el descuido de la vestimenta, porque aquí todo el mundo va de chándal y/o vaqueros, y yo, que siempre creí que ése era mi status natural, poco me ha faltado para ir en pijama al curro. Pero no, tengo una amiga glamourosa que me ha llamado la atención, y me dice que hay que tener "charm" e ir divina siempre. Divina divina no voy, pero mona, pues un poquito, lo que pasa es que hay un montón de rumanos y búlgaros, que los pobres están en paro, pero es que están toda la mañana, siempre, delante de mi puerta, y, ¿qué queréis que os diga? me siento un poco observada.
Más aventuras en próximas entregas.

Lagarto



En las piscinas naturales de las Mestas, un lagarto tenía envidia de nuestro chorizo, y no pudimos hacer otra cosa que darle un poco. Qué faena no tener dientes!!

Lista de cosas que hay que hacer antes de morir

Prácticas inocentes
-Leer "El Quijote".
-Practicar paracaidismo.
-Obtener el carnet de conducir.
-Vivir más de un mes en el extranjero.
-Visitar otro continente.
-Hacerse un cambio de look radical.
-Dormir al raso.
-Hacer el camino de Santiago.
-Aprender a hacer un fuego.
-Vivir un accidente de tráfico.
-Dejar que te lean el futuro.
-Que te den un masaje completo.
-Plantar un árbol.
-Escribir y enviar a alguien una declaración verdadera.
-Sufrir un rechazo amoroso.
-Rechazar a alguien.
-Apostar en un casino.
-Practicar autostop.
-Coger a algún autostopista.
-Robar algo.
-Ser robado.
-Inventar un plato/cócktail/postre y ponerle tu nombre.
-Ir a un macrofestival de conciertos.
-Practicar la ouija.
-Chatear con desconocidos.
-Bailar encima de una barra o de un altavoz.
-Pedir perdón llorando de arrepentimiento.
-Cantar en un karaoke.
-Participar en un concurso.
-Disfrazarse del sexo contrario.
-Irse sin pagar de un sitio (hacer un sinpa).
-Poner una hoja de reclamaciones.
-Poner una denuncia.
-Asistir a un juicio.
-Perderse en algún lugar.
-Actuar sobre un escenario.
Prácticas no tan inocentes
-Probar alguna droga.
-Hacer un streptease.
-Hacer el amor en un sitio público.
-Bañarse desnudo o practicar nudismo.

Recetas para la buena vida

1. TARTA DE CUAJADA

1/2 l leche - 1/2 l nata - 3 sobres cuajada - azúcar al gusto (6 cucharillas de café)

Mezclar al fuego fuerte en un cazo, moviéndolo continuamente, que no hierva. Cuando salga humo, pasarlo al molde. Colocar galletas por encima. Que repose y luego a la nevera. echar mermelada por encima al sacarlo de la nevera.

2. PASTA PARA UNTAR

1 lata de atún grande - 1 tarrina de queso natural de untar - 2 cucharas sopera de mayonesa ligera.

3. GUACAMOLE

3 aguacates - 4 huevos cocidos - 1/2 cebolla grande - jugo de 1 límón/lima - aceite - sal.

4. CAIPIRINHA

10 limones verdes - 16 cucharadas azúcar en polvo - ron blanco.

5. MOJITO

Azúcar moreno - limón - hierbabuena - ron - gaseosa - hielo.

6. SANGRÍA

1 l vino tinto - 2 naranjas de zumo exprimidas - 4 melocotones en trozos - 5 cucharadas de azúcar - 2 cortezas de limón - canela molida.

7. BIZCOCHO DE YOGUR

1 yogur de limón - 3 medidas (vaso de yogur) de harina - 2 medidas de azúcar - 1 medida de aceite suave o girasol - 1 sobre de levadura - ralladura de limón - 4 huevos.

Separar yemas de las claras. Batir las claras con un pelín de sal a punto de nieve. 20 minutos al horno a 180º.

Por qué llorar sola

Porque es más fácil inspirarse.
Porque nadie va a ver esa cara hinchada al borde de la gangrena, esos ojos de loca y esa babilla de impotencia precipitándose al lavabo, enfrente del espejo quien te escupe de vuelta tu patética imagen.
Porque eres capaz de permanecer sin respirar una eternidad y nadie se alarmará de tu capacidad pulmonar.
Porque puedes estar rato y rato a punto de parar y aún así retomarlo cuantas veces desees sin abusar del hombro de nadie y sin preguntarte si estás resultado extremadamente dramática, sea cual sea la causa.
Porque compatibilizar el autosuministro de papel higiénico con los hipidos no es una habilidad fuera de lo común y ya la has practicado en multitud de contextos diferentes.
Porque nadie te va a decir que pares, que hay gente peor, y que mal de muchos consuelo de tontos.
Porque nadie te va a pedir encarecidamente que relativices, nadie te va a recordar los aspectos positivos de la putada que te ha hecho llorar, y por la que deberías estar agradecida ya que te hace crecer por dentro y por fuera.
Porque, aunque sólo sea por una vez, estás pensando en ti misma, en nadie más, en ningún esfuerzo por el prójimo.
Porque el cese se hace esperar pero llega.
Porque es posible volver a abrir los ojos hinchados y jugosos y ver borroso tu fatigado rostro.
Porque después se duerme mucho mejor.

Mis rincones de Salamanca

Porque quiero a mi ciudad, porque contra toda objeción me encanta este mazacote de piedra tallado en color barroco, porque presumo de la cultura charra y heredar la magia de lo personajes que traspasan los siglos para llegar a nuestra generación. Porque creo verdaderamente que "Salamanca, que enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la apacibilidad de su vivienda han gustado". Por todo ello, os invito a pasear por este álbum, en el que iré incluyendo siempre nuevos rincones.

Mis rincones de Salamanca

Ésta es mi familia

Una verdadera reunión transoceánica, masificada y llena de cariño. La próxima vez en México.

Anleo disfruta en familia ( La Voz de Asturias - 08/06/2008 )

Bergman

Lo cierto es que podríamos sacar muchas metáforas de la vida. Por ejemplo: la vida es como una peli de Ingmar Bergman. La gente que la ve, la entiende le llega a las entretelas casi siempre, a no ser que se tenga horchata en las venas, y siempre de un modo imprevisible, sin saber por qué. De repente te encuentras sumido en un hilo que al principio no motiva, pero que luego engancha.
"Enjoy your life", pero a veces me canso, y "paren el mundo que me quiero bajar". Tengo ganas de pulsar el stop del mando y tirarme en el sofá, que pare el tiempo y nadie me eche de menos, y no eche en falta nada ni a nadie, y las oportunidades esperen un poco en ese limbo temporal para pasar luego por delante de mis narices cuando tenga otra vez ganas de volverlas a afrontar. A veces dan ganas de "arrenuncio, pido repetirla", o por lo menos estar en "casa", donde los polis no pueden pillar al ladrón y éste tiene un momento para apartarse del juego, pensar en sus cosas, o, mucho mejor: no pensar.
"Sigan sin mí" dije en el trabajo, en el piso alquilado, en mi ciudad postiza en donde necesito estar pero no quiero. "Ya no quiero seguir jugando" dije a los amigos que no responden a los sms, ni mail, ni siquiera a las llamadas. Cuanto más comunicados estamos, menos caso hacemos de las comunicaciones.
Me bajé de la montaña rusa para bajar a un bar underground (estaba bajo tierra). Un óscuro sucedáneo de mi bar-despacho habitual. Recogido y sonriente, el camarero me puso un sencillo café con gominolas que me llegaron al cerebelo inmediatamente. Hacía tiempo que no me retiraba de la partida. Dos horas estuve yo sola en un universo literario paralelo. Dos cortas horas envidiando la valía del autor y el poder de concentración que afirma poseer la gente que devora libros indiscriminadamente.
Esta mañana a las 8 de la mañana volví a circular por el mundo real, a repartirme entre todas las esferas de acción, a ver como en realidad todos estamos igual pero los demás no tienen un blog en el que plasmar los vacíos momentáneos, o una peli magristral con que dotar a cines y cinéfilos.

60 DUDH


Señores, hace 60 años que se firmó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Quien me conoce un poquito sabe que tengo delirios de deseo por poder doctorarme en esta materia. Para ello he pedido tres becas ( si sabe alguien de algún conjuro para que las consiga, que no se corte y me lo eche). Mientras tanto, realizo pequeñas acciones que me acerquen a ello, como colaborar con organizaciones afines.
Hoy 12 de Mayo hay una mesa redonda a las 18:00 en el salón de actos de Cajaduero sobre los Derechos Humanos de la Mujer. Toda esta semana se sucederán actos similares con motivo de la conmemoración que os comento. Para ver mejor el cartel que lo anuncia, ya sabéis, doble "click" y "zoom".

Quiero...

Yo quiero que me cojas y me digas a los ojos que se ha acabado la borrachera. Quiero que todos se callen de repente y miren al cielo sin Ipod en las orejas. Quiero que ipod y tv e internet los escribas por una vez en minúsculas, no merecen mayúsculas. Quiero una flor de broma en mi solapa y una nariz de boniato para ti, creo que las pediré a los Reyes vía camello certificado. Quiero que un día los monstruos de debajo de mi cama se vayan al paro y arrastren sus pies de mentira por el pasillo de pasos perdidos del Juzgado. Quiero que les caiga la pena máxima, que les condenen a contar cada día los fetos muertos de las pateras.
Quiero un cactus sin ordenador, una botella llena de fluidos corporales multicolor, quiero un carnet de biblioteca que brille en la oscuridad y quiero que no me mires raro por que abra la boca y no diga nada.
Quiero que me mires y me aceptes como soy, con las uñas pintadas de típex y un piercing en el flequillo, así, sencilla, porque es así como me siento, tan simple como un cuerpo que flota vivo en el Mar, tan campante como el pato que surca el río y que nunca jamás nunca mira a cámara.
Quiero escribir con boli verde aunque ya no esté de moda entre los académicos, y que las diarreas que tenga sólo sean mentales. Esto no es una diarrea, no te equivoques.
Es un cólico.

Cuento de los guerreros


Érase una vez que se era, en tierras nada lejanas y sí carboneras, un aguerrido caballero, sin capa ni sombrero, con mirada rasgada y gesto honesto. Cada día luchaba contra los elementos, contra el bando enemigo, e incluso contra su propio yo. En cada contienda, en que era atacado por necios y cobardes, empleaba la misma munición, se valía de sus armas, las que nunca le habían fallado, sus nobles lemas, su apuesta. Él contestaba desde la justicia, con el presto pulso de quien se sabe conocedor de la verdad.

Cada día, ese héroe, se deshacía de su artillería, la guardaba en el armario, colgaba su armadura en la percha, se lavaba con jabón de manos los colores de guerra y aguardaba, sintiéndose exhausto pero satisfecho de su encomiable hazaña.

Ella llegaba ajada, enjuta, con el pálido rostro de quien había perdido su última brizna de fuerza. Venía de los caminos, de orientar a los transeúntes, darles agua, aliento, consuelo, alimento,...ese era su oficio, su propia batalla.

El caballero, igualmente cansado, le abría cada día la puerta de su castillo y la envolvía en sus mejores manjares, caricias, épicas historias,...cualquier cosa para arrancarle una sonrisa de su somnoliento rostro. Ella lo miraba embelesada, nada sabía de lo que en la vida de su amado acontecía día tras día. No obstante habría apostado el cuello por la gentileza de sus actos en ausencia de ella. Él tenía el estómago encogido, como cada vez que podía besar sus párpados. Habría apostado la mano por la rectitud de sus actos en ausencia de él.

Cada noche, sólo al llegar uno a los brazos del otro, volvían a sentirse de nuevo en casa y podía cada uno tener el descanso del guerrero.

Nadie nunca

Nadie supo nunca de dónde sacaba aquella dulzura, un frescor en la mirada que yo jamás había visto. Todo el mundo estaba a vuelta de todo, pero ella desafiaba a cualquier tópico. Me miró, me fulminó y me convertí en su vouyeure particular. Me encontré en ocaiones admirando sus gestos, e incluso mimetizándolos.
La echo de menos. Pienso en ella cuando veo en otras personas sus expresiones, cuando encuentro unos ojos que azulen tanto como los suyos. La menciono, hablo de ella en presente, doy lugar a confusión. "Ella siempre dice...".
Conocerla, supone para cualquier mortal un punto de inflexión. Nunca vuelves a ser el mismo. No vuelves a pasar por su calle sin pensar en ella, sin reconocer el poso que te dejó.
Cuando ella se fue todo el mundo fue a despedirla. No sé cuantos eran. Los sentía en multitud pero no quise mirar hacia atrás. No me hacía a la idea. Mi corazón sabía que no volvería a abrazar su vientre enfermo, arrodillada para no dañarle la espalda encorvada por los años. Pero en mi cabeza seguía su mirada, sus manos vacías y ofrecidas al rezar el Padrenuestro.
Mi pecho contenido explotó aquella fatídica noche. Su sello quedó impreso en todo mi ser, indeleble. Hoy día la siento mía, dentro, conmigo. Nadie pensó que nos uniríamos tanto como ahora, ni yo misma cuando comenzamos nuestra amistad.
Abuita, sigues viva, estás dentro de mí, y cada día te siento. Gracias.

Perahigo City

(Haz doble click para verlo más grande)

Érase una vez, en la Sierra de Francia, un paraje idílico lleno de perales, higueras y suntuosos paisajes...

Alice in the sky with mountains


Tenía el corazón obtuso, no me temblaba nunca, las emociones brillaban por su ausencia. Dentro de poco iba a convertirme en una autómata que ni siente ni padece. De repente abrí los ojos, y me encontré con los brazos extendidos, queriendo abrazar el mundo que estaba observando ante mí.

Montaña tras montaña, vi el horizonte jalonado de protuberancias blancas, seductoras, embriagadoras.

He vuelto a despertar, mi vida, he vuelto a abrazar el paisaje y se me ha quedado en la retina. He vuelto a reconocer la sensibilidad, el tembleque lacrimal,...

¡Qué grandes pueden ser a veces las montañas!¡Qué diminuto sin embargo es mi mundo sin ellas!

¡¡Buenos días!!


Sí señores, muy buenos días a todos, ya ha amanecido. Y digo que ya ha amanecido, no el día, sino el año.
Anochece allá por principios de Noviembre, pues la jornada lumínica es mucho más corta. Me voy metiendo cada vez más tiempo en mi casa, con mi mantita, mi colacao, mis zapatillas peluche de perro (el censo de peluches en mi cuarto se reduce a mi mosito y mis zapatillas...). El cuerpo me hiberna mucho más, y la alegría y la luz de la mirada. Sin duda son meses nocturnos.
Pero hace poco amaneció. Se abrieron los días, los sonidos de la mañana y la mirada de la gente. A mí se me abren los brazos y estrujo a todo el mundo, la luz me entra por los ojos y hace que se despierte mi sonrisa, y mis ganas de zascandilear.
Así que , por todas estas razones. ¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!

Tenías razón, Marcos

Tenías razón, he dejado el blog completamente desamparado, y no tengo excusa. Este blog es exactamente como yo misma. Tan activo algunas veces, y tan perezoso y dormilón otras. Algunas veces cuenta cosas curiosas, y otras no cuenta sino chistes malos. Por cierto, ¿cómo se llama en Australia a un boomerang que lanzas y no vuelve?............palo. jejeje. Vale, suficiente.
Digo que no tengo excusa porque tengo ordenador en el trabajo y en casa. Pero la razón de que no haya puesto nada nuevo, ha sido de otra índole mucho más intimista.
He estado buscando la musa. He estado observando a la gente, leído todas las noticias, he hecho cosas diferentes y he intentado observar sin ser vista. Quedé mucho tiempo en el letargo creativo, ya lo decía anteriormente en otra entrada. Por ello, digamos que mi mente ha estado calentando motores. He hibernado y he estado sola. No me he obligado ni un poquito a escribir, porque odiaba mis ideas emergentes. Y creo que tengo miedo.
Tengo miedo de haberme vuelto normal. No en cuanto al sentido común ni nada parecido. Tengo miedo de haber perdido esa vena extraña que todos tenemos antes de...crecer. Sí señores, aúnque el tío Celso dice que soy una yogurina, me estoy volviendo responsable. Ya no voy con el macuto a todas partes, ni con la coleta de siempre, ya no tengo granitos, porque, gracias a las argucias hormonales, han desaparecido. Ahora tengo más formas femeninas. Ya no digo "me voy a cagar" en público (sí, antes lo decía, se conoce que no tenía muy claro en qué fase freudiana me encontraba).
Sin embargo, se da la paradoja, señores, de que, al tener este miedo, me vuelvo, si cabe, aún más normal. Soy una más de las chicas que acaban de crecer, de entrar en el mundo adulto y que ya no se ponen vaqueros rotos "porque no pegan". Ahora me importa la imagen que doy cuando estoy borracha, que por cierto, cada vez es más fácil emborracharme (con dos copillas ya estoy con el puntillo).
Es un síndrome de Peter Pan, o más bien de Campanilla. Pero deseo que este actual cambio de esquemas sea productivo. Ahora van dándome ganas de escribir otra vez, de cantar (hoy le he cantado a la carnicera mientras me fileteaba la pechuga de pollo), de leer, ...
¿Alguien más se siente identificado? Si es así, éste es vuestro espacio. ¿Cuál es la cosa más chorra que echáis de menos de vuestro instituto-facultad? Yo mi macuto, que llevaba de la mañana a la noche (por eso ahora tengo que hacer ejercicios de espalda).

Coloca este banner en tu blog

BannerFans.com
anunsit4nnGB
ofertas vuelos londres
directorio web Directorio YAAQUI de Bitácoras y Weblogs Personal directorio web Buzzear (ES) Directorio de enlaces - COMpartimos.NET blogarama - the blog directory Más tráfico para tu blog blogs The House Of Blogs