Elevados

Desde arriba todo era silencio, no oíamos las miserias de los que discutían a pie de calle, eran todos tan pequeños, y las palomas volaban tan unidas... Tan elevados estábamos que ya no cabía el vértigo, no teníamos miedo de ser atraídos por el vacío, sino más bien ansiosos por convertirnos en proyectiles directos e infinitos. Ir hacia abajo tan sólo sería una consecuencia. 


En la altura los secretos se convertían en bloques, todos brotaban al unísono y podíamos contárnoslos en serie, como uvas de un racimo. Te he pensado. Te he mirado cuando te creías solo. Te he añorado más de lo que te confesé ayer. Te he odiado por no adivinar lo que ahora mismo pienso. Pienso que eres... no, aún no, no estamos suficientemente altos. Vamos a subir más escalones. Allí te lo digo. 

Quién me iba a decir que subir era tan bueno para el corazón. El viento te obliga a respirar y vivir a la fuerza, mantiene los desvelos alerta, nos hace pender sólo de nuestra voluntad, porque allá arriba no tiene sentido la gravedad. Si quiero estar, estoy más. Si quiero caer, caigo más. Si quiero hablar, te miro. Si quiero tocar, espero a que la brisa me traiga tu pelo a la cara. Allá arriba no hay frío, hay vida recorriendo la epidermis y soliviantando el vello. Allá arriba lo hice. Lo hice. Lo hice. Lo hice.  Lo hice. Lo hice. Allá arriba me dejé caer sobre los empeines, grité hasta darme la vuelta de dentro afuera, allí arriba... volví a recibir el eterno alivio, la sanadora verdad de saberme solo. 
Menos mal que aún así estás. 

Cuándo


Seré quien quiero ser cuando mis sueños,
los que tiran de mis lóbulos, 
los que tamborilean en mi tripa para eclosionar por fases,
se conviertan en mis dueños. 
Seré quien quiero ser cuando acepte que 
desear significa querer vivir más. 
Seré tan grande como quiero ser
cuando acepte de una vez lo grande que ya soy. 
Seré tan bella como quisiera ser
cuando las ondas del agua me devuelvan chispas nuevamente. 
Seré tan inteligente como pretendo
cuando ignore el origen de mis ideas. 
Seré tan bondadosa como quisiera
cuando el mal se me torne incomprensible
y sus consecuencias supongan sólo un gaje de vivir. 
Seré yo cuando no pretenda más 
ser de mis sueños, ser grande, bella, inteligente, bondadosa. 
Seré yo 
cuando por fin yo sea. 

Coloca este banner en tu blog

BannerFans.com
anunsit4nnGB
ofertas vuelos londres
directorio web Directorio YAAQUI de Bitácoras y Weblogs Personal directorio web Buzzear (ES) Directorio de enlaces - COMpartimos.NET blogarama - the blog directory Más tráfico para tu blog blogs The House Of Blogs