Un giro copernicano

El caso es que los amores van y vienen,unos se quedan a pasar la noche,otros te cenan y algunos incluso aparcan el coche en la plaza de garaje de al lado. Y yo me aturdo de tanto sentir, pero aturde mucho más la cantidad de metáforas y figuras poéticas con que la mente humana es capaz de revestir un simple polvo a beneficio de inventario.


Puede que sólo fuera una luna llena que se me cruzó con la regla y el equinocio, y se aliaron para dar a aquel orgasmo más significado del que en realidad tuviera sobre cualquier papel.


Puede que no necesite más poesía en mi vida, ni tanto tizne sexual en mis textos y en mis sueños. Puede que deba alejarme de mi pubis y acercarme durante un tiempo a mi cráneo, a ver qué está cocinando dentro.


O puede que de tanto trabajarla, mi faceta femenina esté exhausta y se haya convertido en una treintañera cínica y con exceso de pragmatismo de esas que tanto me han confesado odiar mis amigos varones.


Puede que este blog necesite un giro hacia la realidad. Puede que Mi País de las Maravillas no lo deba crear yo, sino que ya exista a mi alrededor y sólo me quede describir aquí lo mucho que me gusta y las formas en que desearía mejorarlo.


Así pues, aunque no pueda cambiar el mundo,si puedo modificar mi blog de momento y así repercutir en el resto, tal y como Pío Baroja sugirió en "El árbol de la ciencia".

Me he pasado de futuro

Al haber nacido en la generación de barrio Sésamo y la encrucijada del 23F me considero perteneciente a una quinta afortunada. Hoy día hago uso de nuevas modas tecnológicas como las redes sociales. Estas comunas virtuales se hacen eco de las usanzas que nos unen a los actuales treintañeros. Compartimos grupos de personas que han usado cintas de cassette, o que saben quién es Xuxa... Por muy irónico que esto parezca,semejantes trances unen a un variopinto número de personas.
De esta manera se podría decir que nuestra generación es hija de una transición integral. No sólo nos parió una neonata constitución, sino la incorporación de la mujer al mundo laboral, la introducción del divorcio, la incorporación de España a la UE...
Pero uno de los máximos cambios que nos bautiza y que ha reconfigurado paulatinamente nuestra vida desde que nacimos, es la informática, en concreto, Internet.
Me gustaría ver la reacción de mi yo del 87, si, inesperadamente alguien le dijera que en 28 años podría escribir sobre lo quisiera en un dispositivo más pequeño que una calculadora, y que podría compartirlo al instante con, nada menos, que una comunidad mundial.
Habría pensado que me hablaban de magía, o que tal vez esta posibilidad se encontraría al alcance económico de los mismos que se pueden permitir viajar a la Luna.
Y aquí estoy para contradecirme en ese escepticismo. Estoy escribiendo desde mi sofá con dos dedos, tecleando la pantalla de un aparato que me ha costado unas mil pesetas de las de entonces, recuperando relación con los mismos compañeros a los que como mucho iba a "picar" al interfono si es que no éramos suficientes para jugar a policías y ladrones. Quién iba a decirme que, saberme de memoria los nombres y apellidos de los de mi clase, sería lo único que necesitaría para localizarlos en un futuro.
El otro día me encontré a mí misma explicando a un niño de once años cómo fui capaz de crecer sin móvil ni Internet... Noté cómo me salía una pata de gallo al mismo tiempo que él ponía cara de estar hablando con alguien del siglo pasado... Ah! No, que es que nací el siglo pasado... No acierto a imaginarme cómo me mirarán los niños del 2040 cuando les explique que yo leía libros y periódicos de papel...

Coloca este banner en tu blog

BannerFans.com
anunsit4nnGB
ofertas vuelos londres
directorio web Directorio YAAQUI de Bitácoras y Weblogs Personal directorio web Buzzear (ES) Directorio de enlaces - COMpartimos.NET blogarama - the blog directory Más tráfico para tu blog blogs The House Of Blogs