Como tú en el agua

Tengo una cuerda floja, se me ha torcido la fibra y el gesto se encuentra zambullido entre mis narices y mi ceño zurcido. Llevo todo el día zambullida en una piscina. Cada vez que salía para coger aire estabas tú ahí, buceando. Estaba esperando que me dijeras algo, que me miraras a las gafas de plástico, pero tan sólo veía tu tubo de snorkle, ...y encima estaba torcido. ¿De verdad respiras bien por la boca? Bueno, por lo menos de esa manera no percibes el olor a humo y nicotina que exhala mi axila.
En fin, que me despido, te dejo reptando por el fondo buscando la última goma del pelo que he perdido, si la encuentras déjamela en la antena de mi coche. Ojo, que la mía no es rosa ¿eh? Bueno, ni tampoco es mío el sujetador que acabas de mangar a la kioskera, claro.
En fin, que ya me despido, que me voy, me ausento, ya no voy a estar, ni estaré después. Oye, que te digo adiós con la mano, mira, y con la izquierda también, mira, con la cabeza y sin manos. Y con los pies. También sé silbar para despedirme, y cantarlo con el corazón.
Nada, que no sales del agua. Se conoce que aún añoras el líquido amniótico. Los dedos te saldrán arrugados, con rayas en las yemas, y picor en la entrepierna, pero que te quiten lo nadado.

Los lunes y los fines de semana

Para afrontar un lunes de otoño primero hay que pararse a madrugar, mirar el último fin de semana y evaluar. ¿Hice lo que quería hacer? ¿Aproveché bien las horas, la cama, la ropa, la comida, los amigos, las sonrisas y las palabras? ¿Estoy sonriendo tontamente mientras lo rememoro? Si la respuesta es "sí", entonces inmediatamente siento que merezco otro fin de semana. Hasta él, necesito reunir los puntos necesarios para y tener el derecho a sacarle el máximo partido. Porque los fines de semana, no son más que dos días y medio como cualesquiera otros días, pero conllevan muchísimo significado para los que podemos disfrutarlos a nuestra medida.
Mientras, la semana se antoja caprichosa e incierta, puede que sea rápida o eterna, pero pasa igual, y no se puede pensar en ella, como en ninguna porción del tiempo como algo para matar, para cerrar fuerte los ojos y rezar a que pase. Yo estuve mucho tiempo matando semanas, descuartizándolas cada noche de diario y menospreciándolas. Pero el tiempo de esfuerzo y trabajo es el que da sentido y el que proporciona tanto placer al tiempo de ocio y descanso.
A menudo recuerdo los veranos de la niñez y la adolescencia, cuando al final de agosto me moría de ganas por volver a merecerme los fines de semana, cuando el descanso y el asueto se tornaban cúmulos y engrudos de aburrimiento y escasez de inventiva para rellenarlos y conferirles sentido.
Lunes no es gris, es un amanecer y un reseteo de fuerzas, una oportunidad para merecer la recompensa y un detonante de la valentía de cada uno.
Buen lunes, buena semana, buen reto.

Coloca este banner en tu blog

BannerFans.com
anunsit4nnGB
ofertas vuelos londres
directorio web Directorio YAAQUI de Bitácoras y Weblogs Personal directorio web Buzzear (ES) Directorio de enlaces - COMpartimos.NET blogarama - the blog directory Más tráfico para tu blog blogs The House Of Blogs