Mi casa

Siempre comienzo a construir la casa por las mantas, porque al principio suele estar fría, y aún no hay nadie que esté dispuesto a paliarme la tiritera de la novedad en una casa vacía y sin decorar. Puede que luego siga con las alfombras y con las zapatillas de estar por casa, que suelen ser de peluche. Hasta que me hago a la nueva casa, me tumbo bajo las mantas, y después me pongo las zapatillas sobre la alfombra y empiezo a inspeccionarla. Las paredes al principio son blancas y desnudas, pero con el tiempo comienzan a acumular colorines y tal vez un piano.
¿Cuántas casas me habré construido ya? Esta noche me he dedicado a contarlas con los dedos de la mano... Voy por la décima. Y siempre me veo poniendo y quitando chinchetas, desperdigando bragas por los tendederos y guardando fotografías para no olvidar la última casa a la que le puse lo cimientos.
Esta noche desmantelo la última que estoy deconstruyendo. Mi alfombra, mi manta y mis peluches de pies ya se están despidiendo. Lo cierto es que cada vez tengo menos equipaje. Importan tan poco los objetos después de diez casas... Y siempre vuelvo al hogar familiar, donde casualmente nunca tengo que ir con la bola de demolición, porque siempre se erige inamovible y hospitalario, a recoger mi rabo entre las piernas y mis orejas gachas.
Hoy he vuelto a la casilla de salida, o a la casa de la que salí. Otra vez.

Dedicatoria

Para ti, para el otro y para el de la moto; el que se hurga en la nariz y el que mete cosas dentro de ella, para los que no queremos volvernos a ir por el WC cada domingo por la tarde; para las amigas cotillas, los gatos que arañan y sus amigos irracionales cefalópodos, para el caso de que hayas olvidado las llaves dentro del coche o no recuerdes dónde dejaste la bici; para los que tienen tics y para aquéllos a los que el tic-tac empieza a acuciar; para las amigas que se besan en la boca y los futbolistas que se tocan el paquete, para el Buitre, para los que protegen especies protegidas, y para los que miran los eclipses sin radiografía; para el día en que decida aturdir al mundo con mis memorias, para el día en que vuelva a bailar sobre la barra... Para.. ¡Para ya!, no sabes qué coño quieres decir al mundo, o sea que deja de hacer dedicatorias, que pareces un anuncio de utensilios íntimos de mujer. Bueno, eso, que os dedico un dedo. Elegid el que queráis.

Coloca este banner en tu blog

BannerFans.com
anunsit4nnGB
ofertas vuelos londres
directorio web Directorio YAAQUI de Bitácoras y Weblogs Personal directorio web Buzzear (ES) Directorio de enlaces - COMpartimos.NET blogarama - the blog directory Más tráfico para tu blog blogs The House Of Blogs