La Dama

Escalofrío y Muerte recorren mi espalda al paso,
se coordinan entre sí,
y compiten para llegar primero a mi nuca.

Anoche soñé con Ella,
me miraba a los ojos y me comprendía,
"porque las dos somos mujeres", decía,
y yo callaba.

No vengas a buscarme de día,
porque eres seductora,
y pretendes a los que son como yo,
los que vivimos en blanco y negro
y soñamos a todo color.

No vengas, te pido, con el alba,
que aún me queda todo el día
y deseo inflarlo de color.

Y a la tarde,
cuando te sienta detrás,
cuando te confunda con otro escalofrío
y sólo acierte a cubrirme la espalda,
procuraré sentarme donde siempre,
frente a frente con el Sol de poniente,
para que me infle de colores,
para que Tú me perdones por hoy,
para que bajes de mi nuca,
para que marches en paz,
para que sólo muera este día.

Mi propia escala

Que lo digan en todos los rincones, 
que es a Ti a quien canto. 
En Do, en Mí y en el Sol, 
cuando llegue. 

Yo no quiero vivir en las miradas, 
yo vivo en cada inspiración, 
que entra, me alimenta, se colorea
y despide morado tornasol en cada son. 

Si sólo quedase un día en la Tierra, 
un día para compartir los dos, 
si supiéramos lo que nos espera, 
y ese día nos destinara muerte. 

Si la muerte acechara como acecha, 
y nos surcara el gesto con horror, 
si tras el día esperara la tumba, 
sabría qué hacer, mi vida, mi Amor. 

Volcaría entero mi último aliento, 
llenaría al máximo mis pechos, 
con vida, risa y cada tormento, 
con cada nudo de garganta; 

llenaría, te digo, la guitarra de mi cuerpo, 
la flauta de mi cuello, 
el tambor de mi tripa,
las castañuelas de mis palmas, 
el violín de entre mis piernas, 
y el silbido de pupilas...

...y lo soltaría por mi boca
como marea imparable de emoción salada, 
de heroica bravura e insondable ternura. 

Escucharás entonces esta boca
y sabrás que es la mía,   
la que te ama y te desea, 
la que te llama y te agradece, 
la que se frunce a la tristeza 
y se despliega en tu risa. 

Así haré, mi vida, mi Amor. 
Así sonaré. 
Te lo digo, alto y claro, 
te lo digo y tiemblo, 
pero no hay dudas:  
¡Sonaré toda la vida! 
Hasta que me muera, 
hasta el momento en que no disponga del aire de mis pechos,
ni de una boca con la que besarte tras ser música. 

Coloca este banner en tu blog

BannerFans.com
anunsit4nnGB
ofertas vuelos londres
directorio web Directorio YAAQUI de Bitácoras y Weblogs Personal directorio web Buzzear (ES) Directorio de enlaces - COMpartimos.NET blogarama - the blog directory Más tráfico para tu blog blogs The House Of Blogs