Ahora ya en serio

El pasado 25 de Noviembre se celebraba (o más bien se lamentaba en conjunto) el Día contra la Violencia de Género. Cierto es que se ha dicho mucho sobre el tema, bien dicho y mal dicho.
Desde el punto de vista profesional, formativo e incluso personal me toca muy de cerca, y por ello me obligada y me siento legitimada para expresar mi postura al respecto.
En primer lugar creo que es necesario proporcionar ciertas definiciones breves pero aclaratorias, para no basarme en malentendidos.

Violencia doméstica: La ejercida por un miembro de la familia a otro.
Violencia de género: La ejercida hacia una mujer.
Violencia machista: la ejercida por un hombre.

Bien, al margen de los reparos que albergo con respecto a las definiciones y utilización de estos términos, creo que así quedan claros los ámbitos en que se dan estos tipos de violencia.
Es fácil pronunciarse acerca del tema, puesto que casi la totalidad de la población española conoce el hecho y ya que en este país todo el mundo opina sobre lo que ve, este tema no se iba a excluir. No obstante, y aunque un 95% de personas conoce el hecho (recientes datos del CIS), tan sólo el 2% de ellos considera la Violencia de Género un problema grave.
La verdad es que estos datos dejan los pelillos del cogote de punta. Significa que el grueso de la población española, o casi su totalidad, consideran que la violencia de género es un fenómeno aislado, ajeno a nuestras vidas, y puede que incluso marginal, y que a esas personas nunca les va a afectar.
Es como cuando se preguntaba a los padres si sus hijos bebían o se drogaban. Ellos se limitaban a decir que ésos eran los hijos de otros, y que sus hijos gastan la fortuna que no gastan los padres en las ciudades universitarias a donde los envían, porque hacen muchas fotocopias, compran muchos libros y comen muy bien.
Señores, por una vez en este país cerciórense de aquéllo en lo que basan sus opiniones. Lean los periódicos, fíjense a su alrededor, abran los ojos y no tengan miedo. Tener miedo genera ignorancia de la verdad, que no cojamos el toro por los cuernos y al final nos pille. La gente es normal, como todo hijo de vecino. Pero cuando observe un cambio brusco, inusual en una persona, asegúrese de que está atravesando una epifanía personal, y no un trauma de cualquier índole. No miren hacia otro lado, pero sobre todo no dogmaticen, no se agarren a su única verdad en que el mundo es así, y nada más que así. Existen casas, familias, en que el mundo no es "así", sino que es "asá", y sus habitantes no se dan cuenta de que su vida no es normal, es más, creen que las vidas de los demás también están plagadas de gritos, insultos, amenazas, etc.
Si quieres informarte sobre la campaña de Naciones Unidas contra la Violencia de la Mujer pincha aquí.

1 comentarios:

Mr. Ferdinand dijo...

I live, agaaaaaiiin!!, Como diría kaleb. En fin srta, ya está invitada y linkeada para leer mis historias y devaneos neuronales.
Besicos y feliz año.

Publicar un comentario

¿Qué opinas tú?

Coloca este banner en tu blog

BannerFans.com
anunsit4nnGB
ofertas vuelos londres
directorio web Directorio YAAQUI de Bitácoras y Weblogs Personal directorio web Buzzear (ES) Directorio de enlaces - COMpartimos.NET blogarama - the blog directory Más tráfico para tu blog blogs The House Of Blogs