Era Aquel Hombre

Era aquel hombre de pelo blanco de escoba, de moqueta gris sobre el mentón, que regaba la ciudad de gorgojos pastosos. Era un Don Ignacio que hacía dos décadas se convirtió en “El Nacho”, que pululaba maltratando las cabinas de la Rúa y desnudando estudiantes de esféricos pechos. Eran zapatos marrones de jersey gris y mirada negra. Se ignora a sí mismo , no sabe quién es excepto cuando le llaman los generosos para darle otro café de mañana.
Mi abuela, sabia y conocedora de mundo como pocas, conoce su historia, y me la cuenta desde que lo vimos por vez primera en la Plaza, siempre en tono impersonal y legendario.
Cuentan que Don Ignacio había recorrido 38 países, siempre de élite en élite, adquiriendo equipaje de piedras preciosas, y que había dado la vuelta al mundo seis veces. Ya sabes, en aquellos tiempos sin Concorde y con carbón en el sótano del barco. El jeque, el duque, el conde y el Dalai se disputaban su conversación, a base de exquisitas invitaciones imposibles de rechazar. Su lengua y elocuencia no sufrían fronteras, su único límite era el tiempo y las patas de gallo.

Un día, con casi 50 años, escuchó a un titiritero en Picadilly Circus. Hablaba increíblemente entusiasmado de su último destino, una ciudad con una rana de piedra que daba suerte, con una mágica historia de enamorados suicidas, con una catedral siempre en pie contra los elementos y una afluencia de gente que llegaba de todo el manto terrestre para descubrir en ella la verdad de las ciencias y las letras. Hechizado por estas palabras, Don Ignacio, hombre sin cuna y con nombre latino, decidió del té que machacaba ya su estómago, e ir allí en busca de unas raíces para siempre. Pensó en la maravilla de quedarse en un solo lugar, encontrar una ciudad y una persona de las que enamorarse perdidamente y jamás tener que marcharse de nuevo a recorrer mundo.
Llegó a la ciudad del toro de piedra, con un sombrero, una maleta y unos zapatos marrones, los únicos que concedían algo de desgaste a su impecable aspecto. Se iluminaban sus ojos a cada Clerecía, cada Casa de las Conchas hacía volar más su alma, y un encantador poeta con una barca ya hecha le dio la bienvenida en el umbral de la fastuosa Plaza Mayor.
Un batido de niños, señores y bellísimas mujeres con curvas de guitarra. Todos en aquel impresionante hipódromo de personas que circulaban bajo los arcos con reyes y emperadores. Entre aquella barahúnda encontraría a su dama perpetua, su anillo dorado en el anular derecho.
Su plan era el del jugador de lotería, siempre apostaría al mismo número. Siempre esperaría en el mismo arco de la Plaza a que llegara la brisa nueva del suspiro.

Llegó una musa, al tiempo un hada, cinco sirenas, un ángel, una Bella, tres diosas y siete ninfas. Todas acariciaron y se introdujeron una y otra vez en su aliento hasta detener su respiración. Pero todas se desvanecieron entre la gente, entre otros emperadores, todas marcharon y le dejaron una arruga en la cara y un cráter en su garganta.
Sus piedras preciosas se quedaron una a una en el tocador de sus amadas, el sombrero lo absorbió la brisa, y la maleta se vació, dormitorio a dormitorio. Cada rincón de la ciudad tenía un harapo de su ser, y cada habitante contaba una historia diferente sobre él.
En la ciudad por la que paseamos mi abuela y yo hay un hombre que es todo sombra y pelo gris, con zapatos marrones desgastados igual que el resto de su cara, su barba y su ropa. Todos los días le llevan un café a “El Nacho” los camareros del Novelty, si es posible con un bizcocho de dulce chocolate. Él toma su desayuno y continúa su eterno paseo bajo los soportales, por la Rúa y la Plaza de Anaya, siempre prendado de cada mujer, siempre prendado de su ciudad

AIW- 30-04-2001.

imagenes de dibujos animados para myspace

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas tú?

Coloca este banner en tu blog

BannerFans.com
anunsit4nnGB
ofertas vuelos londres
directorio web Directorio YAAQUI de Bitácoras y Weblogs Personal directorio web Buzzear (ES) Directorio de enlaces - COMpartimos.NET blogarama - the blog directory Más tráfico para tu blog blogs The House Of Blogs